Software empresarial

En estos tiempos que corren, llevamos teléfonos en los bolsillos que tienen más potencia que los programas de software que utilizaban las multinacionales hace menos de treinta años.

Aunque los principales retos empresariales han evolucionado, la tecnología lo ha hecho de tal modo que influye actualmente en el modo en que se hacen negocios en todo el mundo.

Debido a esta enorme dependencia en la tecnología, las empresas deben dirigir con eficacia sus negocios, para lo que necesitan contar con software empresarial.

Durante mucho tiempo, se ha realizado en papel la gestión y el seguimiento de la producción, ventas, compras, operaciones, finanzas, socios empresariales y empleados.


Un gran número de aplicaciones que han contribuido al crecimiento de las empresas a menudo no satisfacen las necesidades actuales, y mucho menos las futuras.

La emoción llega a las empresas y a los especialistas en tecnología.

El software empresarial puede facilitar las transacciones entre empresas de distintos continentes. Con la aparición de la tecnología móvil segura e internet, una empresa con sede en Birmingham (Inglaterra) puede vender un producto a un particular que vive en La Paz (Bolivia).

Un cliente en Wuhan (China) puede escribir un texto de 140 caracteres e influir en las ventas de las principales empresas del mundo. Las posibilidades, los retos y el vertiginoso ritmo en que se producen los cambios han llevado a la normalización del cargo de Director de TI en algo menos de veinte años.

Para alcanzar los objetivos y tomar las decisiones adecuadas para la empresa, es necesario contar con capacidad y experiencia, así como saber en quién se puede confiar. Keytree tiene el privilegio de ser la empresa en la que confían algunas de las principales organizaciones del mundo a la hora de solicitar asesoramiento y adquirir software empresarial fundamental para su éxito.

Además de comprender los retos y las oportunidades de las empresas, conocemos las tecnologías actuales y fase de desarrollo que pueden dar respuesta a dichos retos y oportunidades.

Los clientes internos y externos necesitan soluciones más rápidas, mejores, más sencillas y disponibles desde cualquier lugar. No es algo común deshabilitar y sustituir las aplicaciones integradas en procesos críticos, ya se trate de finanzas, la cadena de suministro o el centro de atención telefónica.

¿Por qué? Muy sencillo. Los riesgos son elevados y los costes, a menudo, también.

Desde la implantación de la arquitectura cliente-servidor y los grandes proyectos de planificación de recursos de la década de los años 90 y la primera década de este siglo, muchas empresas de gran tamaño mantienen una actitud conservadora más que proactiva en cuanto a la renovación del software empresarial. Es una opción. Pero si lo que desea es que su tecnología aumente a la par que sus ambiciones empresariales, que los procesos auxiliares estén en estado óptimo y que el software no tenga problemas de compatibilidad, entonces no es una opción.

Riesgos y beneficios

El modelo de maduración de Gartner ofrece herramientas útiles a la hora de valorar los riesgos y los beneficios asociados a los proyectos de software empresarial. Queremos minimizar los cambios en las aplicaciones integradas en los procesos empresariales estándar:

  • Sistemas de registro: podemos acelerar el ritmo de los cambios en aquellos procesos que nos concedan una ventaja competitiva.
  • Sistemas de diferenciación: debemos ser astutos y ágiles a la hora de ofrecer aplicaciones novedosas y experimentales.

Keytree cuenta con conocimiento y experiencia en todas estas áreas.

Ofrecemos productos SAP, como Business Suite en HANA, y gestionamos transiciones complicadas y de alto riesgo de aplicaciones centrales desfasadas a aplicaciones más nuevas, escalables y potentes.

Hacemos posible que nuestros clientes se diferencien del resto gracias a su inversión actual en SAP, introduciendo nuevas soluciones adicionales o creando aplicaciones para clientes en otras plataformas tecnológicas.

Desarrollamos con rapidez aplicaciones innovadoras (ya sea con o sin SAP) en dispositivos móviles, en internet, en la nube o en las propias instalaciones de los clientes.